dimecres, 12 de desembre de 2012

Una propuesta realmente Revolucionaria

. 

. 





UNA PROPUESTA REALMENTE REVOLUCIONARIA 

Querido lectorado: 
Antes de proseguir, de una vez por todas, con el detalle in extenso de nuevos apartados simplemente poco menos que enunciados o esbozados en nuestro post conjunto como "equipo Altair" "Un concepto de Revolución integral", permitidme que os haga esta (extensa, claro) exposición sobre una cosa que, por ser tan obvia, prácticamente nadie querrá aceptar, ni considerar, pero que, desde luego, estimo que va en la línea del intento innovador que preside y sigue presidiendo este blog. 
Al lío, al lío :-D ... 
* * *
. 
Pienso y opino que, en la mente de todos nosotros, y ante esta crisis que nunca acabará, conocedores ya, a nuestra vez ---[ aparte del factor de la insostenibilidad financiera, que ha dado en muchos aspectos lo máximo que podía dar de sí, y ahora no hace sino que presentar facturas ]---, del hecho estructural de que este sistema, basado en el continuo crecimiento en el consumo de recursos naturales, ha alcanzado los límites físicos, materiales, posibles, de ese crecimiento ---[ puesto que toda una serie de materias o materiales, y no solamente el petróleo, están muy próximos (o ya lo han rebasado) a sus respectivos plateaus de producción, y lo de la eterna sustituibilidad de los recursos no ha pasado de ser la tan brillante como soberana insensatez de quien lanza una frase bonita al vuelo, pero carente de todo asentamiento sobre la realidad de las cosas ]---, conocedores y conocedoras de esta realidad, decía, nuestras mentes abrigan, de un modo aún harto indefinido, algo así como el deseo o la esperanza de que "la solución" quizá pase o esté en una alternativa que en el campo político abogue por la reforma, radical, pero consensuada, mientras que en el terreno económico sabemos que esa alternativa únicamente pasa y puede pasar con la ruptura con el modelo vigente en la actualidad, ese de "los mercados", o de libre mercado, o sencillamente Capitalismo, y al margen de si ha sido o no tal modelo más o menos "humano", ya que las carcajadas, tal vez, mejor reservarlas para otra ocasión, o para algo más adelante. 

¿Cuadratura del círculo esa reforma-ruptura? Bueno, pues si nada más se va a "tocar", cuadratura total. Pero no ya porque el poder (y por lo tanto el sistema) económico hace mucho tiempo que tiene sojuzgado y a su servicio a prácticamente todo el poder político que existe en el mundo, con lo que ya me iréis a contar su disponiblidad a que siga la fiesta política, pero ya sin ellos y ellas. Sí, si... ¿y qué más? 

No. Hay un límite, una barrera aún mucho peor e infranqueable y es la de la absoluta estupidez que, en su conducta cotidiana, manifiestan o exhiben todos y cada uno y una de las habitantes humanas originarias de este Planeta cuyas edades se hallan comprendidas en lo que normalmente se consideran las edades adultas, incluidas las y los adultos jóvenes. 

Tal estupidez ---[ cuyas primeras severísimas crisis ya se han de afrontar en la adolescencia (esa edad ya de por sí, por definición, y porque no hay otra, que ante todo es insegura), entonces, con la llegada de la madurez hormonal, se encuentran con la tragedia de que mucho enseñarles o hablarles de esto o de lo otro, o de lo bonito que es el largo proceso de gestación de bebés en el interior de las féminas, nadie les ha explicado ni informado, ni nada, en la teoría  y en la práctica, de qué diantre va esa "materia" que les afecta desde antes incluso de nacer, pero que va imponer su imperio a partir de ese desatarse hormnonal si previamente no ha sido educada la persona debidamente en sus vertientes erótico afectivo emocionales ]---, se complementa, triste es decirlo (y aparte de las conocidas causas como los sinsabores que se van padeciendo, o el hecho de que, en esta sociedad, en efecto todos y cada uno de nosotros tenemos ABSOLUTAMENTE TODA LA RAZÓN al quejarnos o protestar de que este sistema nos maltrata a cada ser humano en concreto, y que no nos ha permitido una mínima y libre expresión de lo que bajo otro modo social más justo sin duda habríamos podido desarrollar para beneficio propio y de las demás), con determinada cualidad humana, cualidad, sí, y que es la persistencia de la memoria, quién lo habría de decir. 

Bien, la persistencia de la memoria, y lo que ello implica, a medida que van pasando los años, de creciente dificultad a la hora de actualizar si lo que se tenía por cierto realmente era así (o sigue siéndolo, puesto que muchas cosas mutan, cambian), o si, por el contrario, mantienen su vigencia. Claro, mientras se es niño, adolescente o joven, no hay tanto material a someter a constante revisión, pero, ¿qué sucederá, qué sucede en cuanto se rebase determinado umbral? 

Pues sucederá, sencillamente, que la tarea se volverá imposible, no habrá capacidad, encima no pararán de llegar más y más datos, y en una resolución muy de corte humano-estúpido-terráquea, la tarea... se abandonará, bajo la tan querida excusa ara los vagos de que si no se puede hacer no se puede, y entonces (aquí el error brutal, antirracional), para qué esforzarse para nada. 

Entonces (bonito vocablo que, infortunadamente, carece de sinónimos de una sola palabra), y volviendo a lo de aquella idea de reforma en lo político y ruptura en lo económico, y dados esos dos factores esenciales explicados, el límite de los recursos y la inalienable estupidez adulta humana ¿le queda alguna oportunidad a la paz, es decir, cabe esperar alguna posible solución? 

Pues sí, la tiene, tan sencilla como sensata, y, por lo tanto, totalmente carente de futuro, pues todo y toda adulta quien la lea pasará (eso sí, sin una sola argumentación de corte racional) a denostarla como un infantilismo, o una abierta locura, una solemne estupidez, o cualquiera de los epítetos con los que, por sistema, desde el mundo adulto se califica todo aquello que le rompe sus oxidados esquemas a esas personas sumamente egoístas, egotistas, y que si seguimos ni un minuto más por su vía nos conducirán a todos y todas a la mayor de las catástrofes jamás padecida ni por este país ni por toda la Humanidad, pues "en todas partes cuecen habas", vaya m..... de modelo educativo islandés presuntamente avanzado, que no le llega ni a la suela de los zapatos al de Francesc Ferrer i Guàrdia, y en el que, a diferencia del modelo de ese genial pedagogo catalán fusilado por inteligente y generoso, aún pervive el que los maestros y maestras sigan "mandando" sobre los niños) 

La propuesta, no obstante, existir existe, y yo, tras proponerla, me lavo las manos respecto al nulo uso, interés o utilidad que sin duda le encontrarán quienes, en verdad y para nuestra catástrofe, "mandan en el mundo": los y las electas para tal fin por la estúpida ciudadanía que a quién va a elegir, sino a imbéciles rematados que les regalen las orejas con lo que desean oír, independientemente de que ello sea sensato, posible, conveniente o cualquier otra absurda consideración de corte racional. 

Pero, como Pilatos, insisto, tras decir lo que he de decir, me lavo las manos, y a otra cosa, mariposa. ¿La propuesta? Elemental, querido Watson, (preferiblemente de agua que no whiskey o vino): entregarle el poder, TODO EL PODER, al segmento realmente racional de la especie, o sea, niños, adolescentes, menores de venticinco años inclusive, extraterrestres buenos y solidarios, y algunos ancianos. 

A tal efecto, se establecerían las siguientes edades para poder votar (que no para poder ser candidato o candidata, que ahí no habrá más límite que la mayoría de edad general) 

A partir de los ocho años, para según qué temas o votaciones. 

A partir de los doce años, para todo tipo de votaciones, derecho universal de votación. 

A partir del momento en que se cumplan los ventiséis, fin del derecho universal al voto, salvo para quienes obtegan / acrediten, cada cinco años empezando por ese en que cumplen los ventiséis, ser capaces de pasar un examen general de capacitación antizorrocotróquica, sin el cual tan sólo podrán votar a sus representantes, la Cámara de los Bobos y Bobas, que solamente será tenida en cuenta en cosas menores, en segunda instancia, y con un peso final de su opinión nunca superior, normalmente muy inferior, al equivalente a la "fuerza" del diez por ciento del electorado general. 

A partir de los cincuenta y cinco, no obstante, se tendrá derecho al voto en aquellas áreas concretas en las que se demuestre suficiente capacitación, por más necio e ignorante o idiota que se sea respecto a las restantes cosas; pero solamente a partir de tal edad, la que la Biblia (y el sentido común) fijan, más o menos, como la edad del Conocimiento, que no del "cocimiento", si bien en general más bien parece esto segundo. 

El segmento de edades entre los ventiuno y los venticinco años, por ser sin duda el que estará más capacitado a nivel de reunir los necesarios requerimientos o conocimientos técnicos, tendrá la misión de ejercer de generación tampón entre los realmente sensatos (los más jóvenes que ellos), y los insensatos, y en esa esencial labor de enlace, los pobres, indefectiblemente, al menos durante las próximas décadas, se irán volviendo, a su vez, más y más idiotas, pues, desgraciadamente, y contra lo que se pensaba en la Antigüedad (o sea, hasta el día de hoy), sí que es contagiosa, y mucho, enormemente, sumamente contagiosa, no hay vuelta de hoja, y basta con contemplar el comportamiento adulto general en cualquier estadio de "furból" cuando las cosas no van bien para el equipo de casa. 

Así que no se alarmen: toda otra serie de facetas seguirán más o menos como hasta ahora, los y las idiotas podrán o podréis permanecer más o menos tranquilos, y en las reformas que se emprendan o puedan emprender, nadie en pleno uso de sus facultades y de sus derechos ciudadanos o mayoría de edad tendrá por qué padecer ningún otro tipo de discriminación. 

¿Ventajas de una reducción tan drástica de la edad para el ejercicio del pleno derecho de sufragio universal? Pues que elegiríamos como votantes (detentadores últimos del poder en cualquier auténtica democracia o gobierno del pueblo) a unos colectivos que (imposible es que sea de otro modo), comparativamente son aún mucho mejores personas, y mucho menos idiotas que el o la adulta promedio. Aparte, también está la ventaja, evidente a todas luces, de que tienen más capacidad para aceptar la variedad, la innovación, el arriesgarse dentro de unos límites razonales, son más abiertos y abiertas, creen aún, mayoritariamente en el Amor (y hacen bien), no son ni aunque quieran tan rebuscadas, ni tampoco innecesariamente abstrusas...

Y nadie está hablando, insisto, de apartar a los adultos de su estúpida vida más o menos actual (lo que pasa es que a todos nos tocará decrecer), o de separalos de sus hijos o a sus hijos de ellos, u otras tremendas cosas así: no, todo lo que de positivo existe en esas relaciones no tiene por qué verse alterado para nada, y simplemente se trata de poner un poco de orden y sensatez a las cosas, verbi gratia, que una persona de doce años le pueda decir a su padra "¡cállate, que tú, de política, aparte de que ni pinchas ni cortas, no tienes ni idea! sin que ello devenga en algún abominable y vengativo castigo espantoso, o bien, si el progenitor es realmente de buena pasta, sin que este prorrumpa en incontenibles carcajadas mientras acaricia o revuelve con cariño los cabellos de su su valeroso retoño. 

¿No es preferible que tengan el poder los "buenos" que no los "malos", mientras tal "poder" (por vuestro idiota deseo) haya de existir? 

Son jóvenes, y seguramente en muchas cosas también estúpidos y egoístas, tendrán gravísimos errores, y también padecerán algunas calamidades. Pero, al menos, raramente serán gilipollas, ni están totalmente rígidos y encorsetados por su "experiencia directa de la vida", aún tienen algo de imaginación, esperanzas de futuro y fe en la Humanidad. En cambio, de cara a los y las adultas, si queremos ser amables con ellos, "gilipollas" es el calificativo que los más jóvenes llevan toda la vida buscando para definir el comportamiento típico o estándar de "los mayores", y que de tan fácil y tan (relativamente) poco contundente (y por lo amables que en el fondo son) nunca llegaron hasta ahora a hallar: sin embargo, es ese nombre y no otro, "gilipollas", porque, si no, habrá que empezar a hablar de malvados, idiotas, 1646, finos,... y eso aún sería peor. 

El segmento de jóvenes entre veinte y venticinco años desempeñarían, necesariamente, tanto las funciones de seguridad básica como la de segmento tampón intergeneracional entre quienes no saben, pero son racionales, y entre quienes algo han de saber a la fuerza sobre algo, pero son unos perfectos e inútiles gilipollas, y sin asomo alguno de racionalidad, sino de mera mecanicidad. 

La mayoría de edad (que salvo para el libre consumo de drogas, que habría de ser como mínimo los diecinueve) se habría de establecer, necesariamente, en los dieciséis años, y no es descartable que, a partir de los catorce, las personas puedan tener acceso a ser la representación, en foros políticos de interés o importancia, de sus personales postulados o candidaturas. es decir, para determinadas cuerpos legales o tareas de poder, podrían presentarse como cualquiera. 

Hay, lógicamente, todo un inmenso desarrollo detrás, a construir, pues sea con el viejo o el nuevo sistema, es obvia la necesidad de aproximar el poder real a la gente, o sea, avanzar en el camino de una mayor democracia, o sea, y no hay más vuelta de hoja, aproximar el poder (y "desacralizándolo") a las plazas. 

Y se construya o adopte fianlmente la alternativa que sea, por supuesto que ello habrá de hacerse, tan necesaria como imperativamente, de una forma coral, participativa, abierta realmente a las aportaciones de quien sea y desee estar en ello, y no "parida" en base exclusivamente a la mente "iluminanada" de nadie o un único individuo en concreto. 

Pero, mientras no se comprenda lo esencial, crucial que será efectuar ese trasvase de poder desde los estúpidos detentadores actuales hacia quienes sin duda lo harían con mucha más capacidad de innovación, dedicación y honradez, pues eso, que para qué seguir, por ahora, o sea, hasta dentro de esos más de ventiséis mil años que yo, como ET, sé muy bien que pasarán antes de que nada similar a lo actual vuelva a aflorar, para enseguida morir, en la doliente Humanidad. 

Es vuestro destino libremente elegido como adultos, por supuestísimo, el de ser idiotas. Pero, desde el momento en que también estáis dilapidando, por vuestra intrínseca estupidez, los recursos que en justicia habrían de corresponderle a esas generaciones más jóvenes o aún por nacer, pues eso, que no sé qué hacéis que no corréis a engtregarle el poder, o sea, vuestro derecho de voto, a quienes sí que lo sabrían hacer mucho mejor para todos y todas... pero como sois idiotas, pues nunca lo haréis, así que hasta nunca, manada de estúpidos idiotas subhumanos, bienvenidos y bienvenidas, seres humanos y racionales víctimas de esa estupidez o maldad ajena. 

Vienen tiempos sumamente cambiantes, lo sabemos y lo estamos padeciendo, y sabemos también que, desde siempre, las capas más jóvenes han estado y están, insisto, mejor preparadas para afrontar y superar positivamente esos cambios u obstáculos que no quienes estamos mucho más marcados, a fuego, diría, por las experiencias de un mundo que ya no es ni volverá a ser, y no vemos sino tragedias allí donde la gente más joven simplemente ve contrariedades o dificultades, problemas simplemente, vaya. 

Dejemos, por tanto, de cara a poder afrontar otro tipo de futuro algo más esperanzador, que sean sus criterios los que se establezcan y se cumplan, ya que sumamente difícil será que nos vaya peor que en la actualidad, o que la previsión de futuro pueda ser más negra o siniestra que la actual. 

Y claro, ningún juego o sistema puede funcionar sin la honradez de comportamiento como estándar general de conducta. Y respecto a esto, amigos míos, de ser correcto y honrado y no andarse reservando "ventajillas personales" más allá de si pillo un poco de novio o de teta o no, los únicos que ofrecen una aproximación razonable, ¿quienes son, que de sobra lo sabemos? Pues eso, el segmento más joven, el que nos puede en verdad salvar, si los y las dejamos. 

Y luego dirán que no me explico claro X-D :-) 

saludos cordiales. 
ET desalmado & forrest gump. 
.. 
. 


. 



.. 

14 comentaris:

  1. Sobre la estética del primer post, el de la propuesta revolucionaria, no tengo mucho que decir, está bien, aunque siempre me ha gustado que las fotos están en una especie de marco, como se hace en el word.
    En la cuestión ética, el post lo es sumamente, pero lo que "canta" son los niños empuñando armas aunque sean de juguete.
    Por último, en la cuestión de lenguaje y expresión, creo que no es que escribs mucho, sino que a la gente le cuesta mucho entender tus textos porque es muy enrevesado y además cambias rápido de tema. Un ejemplo:

    A partir de los cincuenta y cinco, no obstante, se tendrá derecho al voto en aquellas áreas concretas en las que se demuestre suficiente capacitación, por más necio e ignorante o idiota que se sea respecto a las restantes cosas; pero solamente a partir de tal edad, la que la Biblia (y el sentido común) fijan, más o menos, como la edad del Conocimiento, que no del "cocimiento", si bien en general más bien parece esto segundo.

    Estilo conciso y no lioso:

    A partir de los 55 se tendrá derecho a voto en la áreas en las que uno esté suficientemente capacitado aunque en las otras áreas sea ignorante o idiota. Pero solamente a partir de esa edad, edad que incluso la Biblia fija como la edad del conocimiento, no lo confundáis con cocimiento aunque parezca más bien que es eso.

    Opina/ad :D

    ResponElimina
    Respostes
    1. No lioso, vale, pero conciso, no mucho más, una línea menos tan solo en tu ejemplo.

      Elimina
    2. A mí me ha hecho gracia lo de la foto y el marco.

      Por lo demás, criticas bien el estilo de forrest.

      Elimina
  2. ---

    Lo de los niños con las armas tiene su miga, porque tienes toda la razón, y normalmente todo el mundo se lo miraría igual... Pero, ¡mira por donde!, esa es una foto que se ha puesto como ejemplo de hasta donde llega la amplitud de la en realidad falsa y mercenaria revuelta interna contra el legítimo régimen de Damasco, ¡ ahí si que vale utilizar, y hasta se jalea, lo que en cualquier otro ámbito sería duramente denostado !

    En todo lo demás, te agradezco tu opinión, pienso que tienes mucha razón, y que me podrás ayudar, si quieres y puedes (y mucho), a traducir mi mal lenguaje propio de foráneos a este Planeta al dialecto concreto en que hablan los y las humanas que entienden catalán o castellano.

    saludos cordiales.
    ..

    ResponElimina
    Respostes
    1. Me dejas más tranquila, forrest.

      sin embargo, eres la hostia, solo a ti se te puede ocurrir que la gente, de buenas a primeras, haga razonamientos tan profundos sobre lo que sea, eres un auténtico ET.

      Pero me has convencido, en lo de las armas y los niños, llevas razón en lo del cinismo occidental.

      Elimina
  3. ---

    El 14 de diciembre de 2012 08:25, Change.org escribió:
    Hola Eladio

    Gracias por firmar mi petición, "Ministerio de Justicia: Indulto para David Reboredo".

    Ayuda a ganar esta petición pidiéndole a tus amigos que la firmen. Es muy fácil compartirla con tus amigos en Facebook: sólo tienes que hacer clic aquí para compartirla.

    Aquí abajo tienes un ejemplo del correo que les puedes reenviar a tus amigos.

    Gracias de nuevo. Juntos estamos haciendo posible el cambio,

    Edmundo Reboredo

    ---------

    Mensaje para reenviar a tus amigos

    ¡Hola!

    Acabo de firmar la petición "Ministerio de Justicia: Indulto para David Reboredo" en Change.org.

    Me parece un tema muy importante, y me gustaría que tú también lo apoyases. Aquí está el enlace:

    http://www.change.org/es/peticiones/ministerio-de-justicia-indulto-para-david-reboredo-3

    ¡Muchas gracias!

    Eladio

    ..

    ResponElimina
  4. Pues realmente, he de reconocer que es la propuesta más sorprendente que he leído en muchos, muchísimos años, los menores al mado, y los mayores, sus peones.

    Hasta podría funcionar.

    ResponElimina
  5. Después de un post así ¿aún te extraña que te persigan los fascistas?

    ResponElimina
  6. La idea es original, no está mal. Pero es tardía, primero haría falta una revolución, y no hay tiempo, no hay tiempo.

    ResponElimina
  7. En serio, el post está muy bien, y la idea, mejor.

    Pero, si ya no estamos allí, tampoco nos da ya tiempo a llegar.

    Sabes quien soy, ¿no, forrest?

    ResponElimina
  8. La prueba de madurez para votar se le debería de exigir a todo el mundo, y catorce años mínimos sería un límte más razonabler.

    ResponElimina
    Respostes
    1. No veo el por qué, es normal que se le conceda un período previo de gracia o aprendizaje a la gente, votando, y luego, con más años, que demuestren que lo han sabido aprovechar, o si no, adiós al derecho.

      En lo de la edad, sí, doce es demasiado poco.

      Elimina
  9. Demasiadas ideas demasiado juntas, cuesta leerlo.

    Pero el fondo, la idea, genial :-)

    ResponElimina
  10. Evidente todo, forrest, si lo que se quiere es educar.

    Pero este sistema lo que pretende, y consigue, es imponer una enseñanza muy concreta, y encima falsa o plagada de enormes o insalvables inexactitudes.

    No quieren LA educación, sino SU IN-educación.

    ResponElimina